Marcus Cooper

Objetivo: París - Ep. 7

02/02/2024 · Por Redacción TAB
Marcus Cooper, deportista del Equipo Iberia Talento a bordo
Marcus Cooper, deportista del Equipo Iberia Talento a bordo.

El Equipo Iberia Talento a bordo tiene un nuevo miembro: Marcus Cooper. El piragüista, oro en Río y plata en Tokio, es el favorito para ser el abanderado de la delegación española en los Juegos de París. “Orgullo, pasión y emoción” son las palabras que acuden a su boca cuando se le pregunta por ello. Porte o no la bandera, su gran objetivo es sumar dos medallas olímpicas a su palmáres y, para lograrlo, confía en los pequeños (grandes) detalles.

Si Marcus Cooper (Oxford, 1994) se ha convertido en uno de los mejores piragüistas del mundo, es por no dejar nada a la improvisación durante su preparación. “Mi secreto para el éxito es cuidar todos los detalles —revela Marcus—. Para mí el entrenamiento dura 24 horas y también afecta a ámbitos como la dieta o el descanso. Es en esos detalles donde intento conseguir un extra de ventaja sobre mis rivales”. Los Juegos de París arrancarán el próximo 26 de julio, pero para el minucioso y metódico Marcus es como si ya hubieran empezado. “El tiempo pasa volando y París está a la vuelta de la esquina. Estoy viviendo estos meses con muchísima ilusión porque sé que enseguida estaré dando lo mejor de mí. Desde el día uno de la temporada estoy en plena competición. Me gusta hacerlo así”, defiende.

Tras conquistar el oro en Río (K1 1000) durante su primera participación en unos Juegos y colgarse la plata en Tokio (K4 500) junto a Saúl Craviotto, Carlos Arévalo y Rodrigo Germade, Marcus sueña a lo grande. “De cara a París me he puesto el objetivo más grande de mi vida: luchar por las medallas en dos modalidades en vez de una. Mi manera de seguir motivado es poniéndome retos, intento buscar dónde está mi límite”, confiesa. El palmarés de Marcus le sitúa como uno de los principales candidatos a ser el abanderado español durante la ceremonia de inauguración, que en esta ocasión se realizará a bordo de embarcaciones por el río Sena. “Es difícil explicar lo que significaría para mí portar la bandera de mi país y ondearla lo más alto posible, pero usaría palabras como orgullo, pasión y emoción”, afirma.

“De cara a París me he puesto el objetivo más grande de mi vida: luchar por las medallas en dos modalidades en vez de una”

De padre británico y madre alemana, Marcus se crió en Mallorca y ha representado a España desde el primer día. “Empecé a practicar piragüismo con 12 años en un pequeño club de Mallorca. Siempre me gustó el entorno acuático. Antes probé varios deportes, pero el piragüismo encajó conmigo porque era muy exigente físicamente. Al principio simplemente era un hobby veraniego, pero luego descubrí la parte competitiva y enseguida quise formar parte de ello. Me enganché desde el primer día”, rememora el palista. Aquello fue en 2006. Solo ocho años después, en 2014, Marcus estrenaba su casillero de medallas en grandes campeonatos con un bronce en el Mundial de Moscú. Después vinieron tres oros y cuatro platas mundialistas más que, junto a dos oros y una plata europeas, redondean un palmarés espectacular.

¡Bienvenida en París!
Marcus Cooper se ha unido al Equipo Iberia Talento a bordo y el pasado 13 de enero tuvo la oportunidad de conocer a sus compañeros durante un viaje a París. “El viaje con los miembros del equipo fue muy intenso y bonito —celebra Marcus—. He percibido bastante emoción y ambición de cara a París. Son titanes y, aunque ya tienen un gran palmarés, les queda muchísimo por conseguir”. Marcus conoce bien a la otra piragüista del grupo, Antía Jácome, y confía en que su disciplina vuelva a brillar en los Juegos: “Creo que el piragüismo va a triunfar de la mano de compañeros como Antía, que es un portento. Ella nos va a sorprender a todos y vamos a volver a ser el deporte rey”. De hecho, el piragüismo, que actualmente suma 20 medallas, podría superar a la vela (21) como el deporte que más alegrías ha dado a España en los Juegos.

“El talento es cuando una persona, después de conocerse a sí misma, sabiendo sus virtudes y defectos, es capaz de sacar su mejor versión”

¿Te sirvió el viaje a París para desconectar del piragüismo?, le preguntamos. “No siento que necesite desconectar porque hago lo que me gusta —responde Marcus—. Me gusta estar todo el rato conectado con lo que me apasiona”. Más allá del deporte, la otra gran pasión de Marcus es el emprendimiento. “Me hace feliz ver a personas a mi alrededor disfrutando del deporte, inspirarlas a estar más activas, más conectadas consigo mismas, más sanas mental y físicamente... Por eso, cuando no estoy en la piragua, me vuelco en un proyecto personal: Plan Cooper. Mi objetivo es ofrecer a la sociedad una herramienta que aúne entrenamiento, psicología y nutrición, los tres pilares fundamentales de mis éxitos”, explica. Antes de despedirnos, también le consultamos por su visión del talento. “El talento es cuando una persona, después de conocerse a sí misma, sabiendo sus virtudes y defectos, es capaz de sacar su mejor versión”, asegura. La mejor versión de Marcus está por venir y ¡la veremos en París!